A quienes encuentren mi barco hundido...

"Bienvenido a mi morada. Entre libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae."
(Drácula)

domingo, 25 de mayo de 2008

Observo (parte 1): Egoísmo


Egoísmo

egoísmo.

(Del lat. ego, yo, e -ismo).

1. m. Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás.


(Fuente: Real Academia de la Lengua Española)


Hace unas semanas hablaba con un amigo de si desear que tus seres queridos sean felices es egoísta o no.
Somos animales sociales. Interaccionamos con nuestros congéneres y podemos llegar a crear lazos de amistad y familiaridad. Apreciamos a otros y queremos que estén bien, que se sientan a gusto. ¿Por qué? Lo más sencillo es responder: porque los amamos. Pero consideremos que a nosotros nos gusta verles bien; el hecho de que nos guste, de que nos reporte satisfacción, da a entender que no sólo pensamos en ellos, sino que también nos importa nuestro propio estado de ánimo. La alegría de nuestros seres queridos se traduce en bienestar para nosotros mismos. Es natural, buscamos sentirnos bien constantemente, y si pudiésemos experimentar esa sensación estando mal aquellos a los que apreciamos, seríamos fríos o incluso egoístas... pero, en cierto modo, nosotros queremos que nuestros amigos y familiares sean felices para ser felices nosotros. ¿No sería también eso egoísmo?

Evidentemente, no pensamos en querer a los demás para nuestro propio beneficio. No somos seres completamente racionales que hagan un cálculo de costes y beneficios antes de emprender cualquier acción. Nuestros instintos nos preceden y no podemos controlarlos, por lo que no podemos elegir amar o no amar. Por todo esto y por nuestra tendencia a aumentar nuestro placer y reducir nuestro dolor, el egoísmo es algo que nos viene dado por naturaleza. Sin embargo, tiene una connotación muy negativa que nos viene dada por un modelo clásico de moral.

El egoísmo, ¿es "malo"? ¿es un defecto? A mi parecer, es simplemente un instinto cuyo efecto perjudicial reside sólo en su manifestación excesiva. Es decir, todos y cada uno de nosotros somos egoístas. Negar nuestro egoísmo sería negar una parte de nosotros con la que hemos de convivir. Pero dejar que el egoísmo conduzca todas nuestras acciones y justificar este hecho aludiendo a que es una actitud natural, no es nunca la solución. No pienso que haya que condenar el egoísmo y considerarlo un defecto a corregir mediante actitudes altruistas en ocasiones de carácter idílico, sino que debemos ser conscientes de que, aunque siempre nos acompañe como tantas otras emociones, nunca debemos llevarlo al extremo.

¿Y vosotros, qué pensáis del egoísmo?

(Gracias a Ángel, que nunca me deja comentarios y dice que soy una escritora críptica, por la conversación que inspiró esta entrada)

8 comentarios:

Angel dijo...

··· A veces me das miedo ···
No, si desde luego, para una cosa con sentido que digo te inspiro para una entrada al blog...

(Luego dices que no te dejo comentarios)

Capitana de barco hundido dijo...

¿Por qué te doy miedo, Ángel? Qué manía xD.
Dices muchas cosas con sentido, lo que pasa es que a veces no lo parece.
¡Gracias por comentar!^^

Atlanta dijo...

Nada es malo en esta vida hasta que lo llevamos a su maxima expresión. Desde luego no hacemos las cosas desinteresadamente, siempre hay un motivo oculto, aunque no nos demos cuenta.

Me encanta el capitulo de Friends en el que Joey acusa a Phoebe de que todas sus buenas acciones las lleva acabo para poder sentirse bien despues y que eso es egoista. Entonces la pobre Phoebe intenta encontrar una buena accion que no le reporte ningun beneficio.

Hay veces en las que tenemos que ser un poquito egoistas, nos guste o no.Como dice mi madre, como vas a anteponer a la gente que sabes que nunca va a pensar en ti primero?? No se si se entiende.

Capitana de barco hundido dijo...

Siempre hay un interés primario latente en todas nuestras acciones...

Atlan, lo que dice tu madre (que es una crack xD) tiene razón, pero, ¿cuántas veces nos pasa que nos tenemos que tragar frases como esa porque acabamos "fastidiándonos" por otros? Eso sí, no te niego que a menudo acepto y esgrimo mi egoísmo. A todos se nos da muy bien ponernos en nuestro lugar y defender nuestras prioridades.

Creo que no he visto el capítulo de Friends al que te refieres, pero yo no compadecería a Phoebe por no querer reconocer la verdad :P

¡Gracias!^^

Wake dijo...

Supongo que todo es verlo de otra manera, incluso dentro de la ya diferente visión que en esta publicación se da a los actos bondados.

No tiene por qué ser malo hacer algo que nos cause beneficio, porque algo que causa beneficio, realmente es algo bueno (si es que vemos el beneficio como algo positivo, jaja). Pero cuando ese acto es de un beneficio únicamente propio, algo realmente egoísta que no beneficia, e incluso daña, a otras personas, ahí sí que podríamos tacharlo de egoísta y "malo" (que como siempre, habría que ver qué es "bueno" y "malo", ya que en cada cultura hay actos de dudosa clasificación)

Lo que deberíamos hacer es relajarnos con el término egoísta (porque como bien has mencionado, todos hacemos alguna vez un acto supuestamente bondadoso que indirectamente nos beneficia) y aceptar que en toda acción puede existir una intención, consciente o no, de sacar provecho, ya sea algo material o la simple sensación de haberlo hecho bien (que sinceramente, no creo que tener esa sensación sea algo "malo", pero... ¿hacer las cosas por esa sensación en vez de por el bien en sí mismo? habría que reflexionar sobre eso también =P).

Lo de no hacer ciertas cosas porque otros no las harían por uno mismo... es otra manera de decir "si los demás se tiran por un puente yo también lo hago", es decir, no hace falta que los demás hagan o no algunas cosas para que nosotros las hagamos, creo que cada uno es suficientemente libre como para hacerlo, si quiere o no, sin tener que actuar respecto a los demás, porque nos estaríamos dejando influir demasiado.
Si sientes que quieres hacer algo, hazlo, y si te das cuenta de que es una acción no correspondida o no valorada, aprende y no la repitas
(el que no arriesga no gana).

Por lo tanto, en mi opinión, en toda acción existe una intención egoista, ya sea manifiesta o latente, ya sea un beneficio material y directo, o uno indirecto y psicológico (la sensación de altruismo), la cuestión se halla en saber aceptar ese egoísmo, que no tiene por qué estar "mal" (siento mi abuso de las comillas, jajaj) y saber valorar las diferentes maneras de ser egoísta, porque no todo egoísmo es el mismo: no es lo mismo matar por unas tierras que pertenecieron a tus antepasados, y luchar por ellas (que estás luchando por un beneficio propio, entonces, es egoísta) que mentir para dañar a alguien y así tú salir bien parado, aparentando algo que realmente no eres.
Por lo que tendremos que ser honestos y aceptar que somos egoístas, todos, pero cada uno utiliza ese egoísmo de una manera u otra, para un beneficio conjunto o uno totalmente individual.

¡Saludos!

Cirma dijo...

Perdona el retraso, siempre te tenía la entrada reservada para leerla un día en calma, hoy ha sido ese día.

Justo sobre el egoísmo es algo que suelo meditar a menudo, por supuesto que somos egoístas por naturaleza, pero en infinidad de actitudes que ni imaginamos.
Yo soy una persona que adora hacer feliz a los demás, me encanta la dosis de alegría que me proporciona el saber que algo que proviene de mí hace feliz a alguien. Es la dosis de egoísmo que todos nos insuflamos cuando amamos y nos aman en una relación.

Luego está el egoísmo que he conocido en multitud de amigos o seres que me rodean, el de sentirse mal, es un egoísmo masoca. Te encanta hablar de lo mal que te va la vida, de tus problemas y de su inmunda situación, para que los demás se solidaricen y presten toda la atención. No digo que no haya pecado de alguna de esas cosas, porque cuando estamos malitos por ejemplo siempre nos ponemos mimosos y queremos que nos atiendan, pero abusar de ello ya es rapiñaje y egoísmo exacerbado.

Me encantan tus reflexiones, sigue dandole al coco, pero con un ventilador al lado siempre por si acaso :*

Angelines dijo...

El egoísmo es un instinto, subconsciente. Al menos lo noto así. Una inquietud se remueve por dentro y se tienen la necesidad de placer propio a costa de los demás... Y sí, no seremos del todo seres racionales, pero sí conscientes y civilizados, y al igual que calmamos nuestros instintos más primitivos y desagradables, podemos controlar el hambre de egoísmo que nos carcome. No es cuestión de negar por completo su existencia, porque nadie es perfecto, por supuesto (como tendremos otras pulsiones inconscientes que no manifestamos o ahogamos, siempre que no nos causen malestar). Pero sí es necesario controlarlo en su medida, como personas civilizadas que somos. Debemos aspirar al altruísmo, pero esclavizarnos por su utopía. Debemos intentar movernos por las mejores intenciones, pero no abandonarnos u olvidarnos de que nosotros también somos humanos con necesidades y derechos.

Nines

Capitana de barco hundido dijo...

Querido Wake:
me quito el sombrero ante una de tus excelentes exposiciones!!

Querida Cirma:
Me parece muy interesante lo que denominas "egoísmo masoca". Ciertamente, a todos nos gusta tener nuestro momento de ser el centro de atención, pero cuando se trata de un costumbre que nos sirve para tener a todos a nuestro alrededor, compadeciéndose de nosotros y mimándonos, estamos abusando. A mí la verdad es que este tipo de egoísmo, convertido en una actitud, me parece algo a evitar, porque consiste en un comportamiento MUY victimista.

Querida Nines:
Sí, el egoísmo forma parte de nuestra naturaleza. Supongo que lo quieres decir cuando pones "debemos aspirar al altruismo, pero NO (creo que te lo comiste ^^U) esclavizarnos por su utopía", es que tenemos que alcanzar un equilibrio entre hacer las cosas por los demás y a la vez reconocer nuestro egoísmo, es decir: no buscar una intención puramente altruista (que sería demasiado idílica, moriríamos intentando tenerla y no la habríamos conseguido!), ni rendirnos a nuestro egoísmo natural y dedicarnos a fastidiarles la vida a los demás :)